DR. ARIAS IRIGOYEN

Causantes de Alergias

1. POLENES.

Los principales pólenes productores de alergia en la provincia de Huelva son los pólenes de Gramíneas y Olivo que polinizan básicamente de finales de Abril hasta la segunda quincena de Junio, aunque las gramíneas pueden polinizar antes si hace calor (incluso mitad de Marzo).

Pero no todas las plantas productoras de alergia polinizan en primavera. De hecho, cada vez está siendo más importante la polinización de otras plantas o árboles como el ciprés que poliniza en enero y febrero, el plátano de sombra que poliniza en marzo o la Salsola-Chaenopodium, que son malas hierbas y que presentan niveles altos de polinización en nuestra provincia durante los meses de Agosto y Septiembre.

Los pólenes productores de alergia son microscópicos (no se ven a simple vista) y pesan muy poco por lo que flotan en el aire y pueden viajar a través del mismo grandes distancias (incluso muchos kilómetros). Las plantas también necesitan sol y calor para polinizar por lo que los pacientes suelen empeorar los días de viento y sol.

El calendario de polinización varía con la latitud y altura siendo la polinización de gramíneas más tardía en zonas del norte y alta montaña. Por eso, es importante informarse de los niveles de polen de la zona donde se vaya a viajar.

2. ACAROS.

Los ácaros son artrópodos microscópicos (no se ven a simple vista) que se alimentan de la descamación de la piel humana y otros productos orgánicos. Se reproducen en ambientes cálidos (25ºC) y húmedos (humedad ambiente relativa superior a un 70%) por lo que en la provincia de Huelva y otras zonas costeras son mucho más frecuentes que en las regiones de interior (p.e. Madrid).

Los ácaros se encuentran fundamentalmente dentro de los hogares y de manera especial en los colchones (pueden existir 8 millones de ácaros), almohadas, sofás, alfombras y polvo de la casa. No se encuentran en el polvo de la calle o de El Rocío.

Las partículas que producen más alergia en los ácaros son los excrementos y los productos de la descomposición de su cuerpo. Dentro de los ácaros se distinguen dos grupos; los ácaros domésticos que son los más universales y se encuentran dentro de los hogares, y los ácaros de almacén que se encuentran en zonas donde existe abundante materia orgánica (graneros, granjas…) y también dentro de los hogares. Varios estudios realizados por el Dr. Arias Irigoyen en la provincia de Huelva confirman que el ácaro de almacén, Glycyphagus domesticus, es el segundo ácaro más frecuente identificado en los hogares de los pacientes alérgicos a ácaros y además un 25% de éstos se han hecho sensibles a dicho ácaro.

3. HONGOS.

La alergia a los hongos la provocan las esporas emitidas al aire por los hongos que son arrastradas por el viento como los pólenes. Estas esporas son microscópicas y muy resistentes al calor y al frío.

Los hongos crecen sobre materia orgánica en descomposición y en unas condiciones de calor intenso (30-40ºC) y alta humedad relativa. Cuando hablamos de los hongos nos referimos al moho y no a las setas o a los hongos que producen infecciones en la piel.

Existen hongos que crecen en espacios abiertos (bosques, campos…) y otros que lo hacen en espacios cerrados (bodegas, casas, cuevas…).

4. ANIMALES.

La alergia de los animales se debe a las secreciones (saliva, sudor, orina…) acumuladas en el pelo. El animal suele lavarse con la lengua impregnando así sus pelos de saliva. Cuando la saliva, el sudor o los restos de orina se secan, pueden pasar al aire y permanecer en suspensión mucho tiempo, sobretodo en un sitio cerrado, provocando los síntomas al paciente. En una casa donde haya un animal, aunque éste desaparezca del hogar, el rastro de partículas alergénicas puede tardar semanas o meses en desaparecer. En otras ocasiones son los mismos pacientes los que provocan los síntomas al llevar las manos a los ojos o la nariz después de haber acariciado al animal.

5. HIMENOPTEROS.

Cuando un paciente es alérgico a los himenópteros nos estamos refiriendo al veneno de avispas y abejas. Tras la picadura de estos insectos una persona puede tener una reacción local NO ALERGICA debida a la acción de los componentes del veneno o una REACCION ALERGICA producida por un mecanismo inmunológico contra los componentes del veneno.

Dentro de las reacciones alérgicas existen las REACCIONES LOCALES que se manifiestan por un hinchazón exagerado en el lugar de la picadura que puede durar varios días aunque no es peligrosa y las REACCIONES GENERALIZADAS O SISTEMICAS donde la picadura produce una reacción en todo el cuerpo con aparición de enrojecimiento generalizado con picor, hinchazón de cara, sensación de ahogo, dificultad para tragar o respirar y/o mareo con pérdida de conciencia. Esta reacción es muy peligrosa y en algunos casos ha sido mortal. En estos casos se recomienda que el paciente siempre lleve medicación encima.

6. ALIMENTOS.

Las reacciones adversas con alimentos no siempre se deben a un mecanismo alérgico. Así, existen reacciones tóxicas relacionadas con la ingesta de alimentos en mal estado, reacciones alérgicas en las que interviene el sistema inmunológico y se producen los síntomas tras ingerir pequeñas cantidades y las reacciones de intolerancia que se deben a la ausencia de ciertos enzimas intestinales que no permiten la correcta absorción de algunos alimentos provocando síntomas digestivos importantes (dolor abdominal, flatulencia, diarrea…).

También es conveniente decir que algunos pacientes que presentan síntomas respiratorios alérgicos pueden presentar a la vez una alergia alimentaria. Así, los pacientes polínicos suele ser alérgicos a ciertas frutas (melocotón, pera, manzana…) o frutos secos y los alérgicos a ácaros pueden ser alérgicos a crustáceos (gamba…)

7. MEDICAMENTOS.

Cada vez que una persona toma un medicamento puede padecer una reacción. Esta reacción se puede deber al mecanismo de acción propio del fármaco (reacciones adversas, efectos secundarios) o a un mecanismo alérgico (respuesta del sistema inmunológico a ese fármaco).

Dentro de las reacciones alérgicas existen las REACCIONES INMEDIATAS que suelen ser las más peligrosas y aparecen al poco tiempo de la ingesta y otras REACCIONES TARDIAS que aparecen unas 48 horas después de la ingesta y que en muchos casos provocan reacciones dérmicas.

Los medicamentos que con más frecuencia producen reacciones alérgicas son los antibióticos y, sobretodo, las penicilinas y derivados y los antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno…).

 8. LATEX.

La goma natural o látex es una sustancia lechosa que se obtiene del árbol Hevea Brasiliensis y se utiliza en la producción del caucho tras someterlo a distintos procesos químicos. El látex es un producto ampliamente difundido en nuestro entorno ya que son muchos los objetos fabricados con él. Así, se puede encontrar en guantes de goma, globos, preservativos, tetinas, chupetes, gafas y aletas de nadar, colchones de aire y también en gran cantidad de instrumental sanitario.

La alergia al látex puede provocar una REACCION INMEDIATA que aparece a los pocos minutos del contacto y que se caracteriza por la aparición de habones, hinchazón, rinitis, asma o anafilaxia y una REACCION TARDIA O RETARDADA que aparecen unas 24 horas después del contacto y que se manifiestan por lesiones dérmicas.

El paciente alérgico al látex debe llevar en todo momento una chapa identificativa o informe médico de su problema y debe advertirlo ante cualquier exploración médica, quirúrgica o visita al dentista.

 9. ANISAKIS.

 El Anisakis simplex o lombriz del pescado es un parásito helminto que se encuentra en el estómago de mamíferos marinos donde completa su ciclo hasta el estado adulto. El Anisakis es INCAPAZ de mantenerse dentro del cuerpo humano durante mucho tiempo ya que no logra alcanzar su madurez sexual.

El hombre adquiere las larvas de Anisakis al ingerir pescado crudo o poco cocinado, ahumados, semiconservas, pescado seco o en vinagre y variedades de la cocina japonesa como el sushi o sashimi.

Este parásito puede encontrarse en cualquier pescado, cefalópodos (calamar) y de forma menos frecuente en crustáceos (gamba, langostino) pero no se encuentra en bivalvos (almejas, chirlas) ni moluscos (mejillón). Hay que tener en cuenta que la tasa de parasitación de los pescados es alta, entre el 40 y 80% de las piezas en función de las especies y del caladero.


CONSULTA ALERGIA

DR. ARIAS IRIGOYEN


Calle Palos de la Frontera, 15 - 2B

Huelva - España

Ver Mapa


Tlfno.Citas: 959 283 515 

Horario de 9 a 20h.

 

Se atienden pacientes privados y de compañías (niños y adultos).

 

ASISA, ADESLAS, DKV, MAPFRE CAJASALUD, SANITAS, CASER, AXA, FAMEDIC, CS24, AZKARAN, GLOBAL CARD, QUALI MEDIC, CORPORACION EUROPEA, GENERALI, ASEFA, DIVINA PASTORA

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© CONSULTA ALERGIA DR. ARIAS IRIGOYEN